Aislamiento Térmico

Aislamiento Térmico se define como la reducción de la transferencia de calor entre objetos en contacto o dentro de un mismo objeto, por el efecto de interrupción o diminución en la conducción.

También puede transmitirse por radiación o por convección en un medio líquido o gaseoso.  

En el caso de la transmisión por conducción, el aislamiento térmico dificulta esa transmisión de calor por conducción. La capacidad de aislamiento térmico por conducción de un material, valor R, se mide como el espesor dividido entre su conductividad térmica.

En una vivienda, se considera Aislamiento Térmico al conjunto de materiales y técnicas que se aplican a los elementos constructivos para separar espacios con reducida transferencia de calor.

Desde el punto de vista térmico, un recinto donde vivimos o trabajamos, ya sea una oficina o una vivienda es un conjunto compuesto de distintos materiales en contacto con un entorno más o menos frío o caliente, en función de la estación del año, la hora del día o las condiciones meteorológicas. Por tanto, las transferencias de calor se producen constantemente. La función del aislamiento térmico es impedir dichas transferencias de calor.

Por ello, el aislamiento de una vivienda es una cuestión vital que afecta a todos, ya sea por confort limitando las temperaturas demasiado altas o bajas, por salubridad del ambiente, o por otras causas. No hay que olvidar que en el interior de nuestras viviendas pasamos la mayor parte de nuestras vidas.

 

Ventajas del Aislamiento Térmico

Una vivienda bien aislada térmicamente ofrece distintas ventajas que han de ser tenidas en cuenta antes de realizar el aislamiento y que ayudan a tomar una decisión favorable.

Confort térmico y bienestar en la vivienda.

Un aislamiento térmico bien elegido y bien dimensionado, asegurará una temperatura de confort en el interior de la vivienda, una temperatura constante independiente de la estancia e independiente de la estación del año y por tanto, de la temperatura exterior.

Prevención de humedades y moho.

En una vivienda bien aislada, no deben aparecer humedades por condensación, es decir, no debe haber puentes térmicos donde condensa la humedad ambiente. Sin embargo, si la vivienda es estanca,  es necesario considerar una ventilación con recuperación de calor, para asegurar que no aparezca moho, aun cuando la vivienda esté bien aislada.

Ahorro energético

Un adecuado aislamiento térmico permite ahorrar energía de calefacción o climatización, tanto en invierno como en verano. En función de la vivienda y del tipo de aislamiento elegido, los ahorros pueden llegar a ser muy sustanciosos. Con medidas sencillas de aislamiento es habitual reducir al menos un 30 % -50% de la energía total de climatización.

Respeto al medio ambiente

Una vivienda eficiente consume menos energía, con lo cual reducimos las emisiones de CO2 cuidando de este modo el medio ambiente. Si además utilizamos sistemas de aislamiento respetuosos con el medio ambiente, mejor. 

 

Tipos de Aislantes Térmicos

Los aislantes térmicos se pueden clasificar en distintas categorías según el material del que provienen, ya que existe una amplia gama de materias primas, tales como vidrios, minerales volcánicos, vegetales, animales o productos derivados del petroleo. La idea básica general de un aislante térmico es la de encapsular alrededor del material la mayor cantidad de aire posible. Las cámaras de aire en las viviendas se crearon pensando en el aislamiento de aire, aunque no si este de mueve, como comúnmente sucede, deja de ser aislante. El aire que no se puede mover es casi tan aislante como el producido por el efecto del vacío.

 

Aislantes Térmicos Minerales

Los aislantes minerales son de origen de la tierra. Se producen industrialmente a partir de minerales como la arena o la roca, fundiéndolos antes de formar unas fibras que contienen aire en su interior, dando unas excelentes prestaciones térmicas. Los mas habituales en la construcción son los siguientes:

 
  •  
    Lana Mineral. Se fabrica a partir de arena de sílice y de vidrio recuperado, por fusión y posterior centrifugado. Las prestaciones térmicas y acústicas son excelentes además de ser un material incombustible, lo cual es una cualidad deseable para alcanzar la máxima resistencia frente al fuego.

  •  
    Lana de Roca. Como el anterior, se fabrica a partir de rocas basálticas, se funde y se crean finos hilos que después se cortan y se pegan. Tiene propiedades incombustibles y resiste muy bien el fuego y las altas temperaturas.
 

Aislantes Térmicos derivados del petróleo

Son los aislantes producidos industrialmente. Entre todos ellos destacan los siguientes por sus múltiples aplicaciones:

 
  •  
    Poliestireno Expandido (EPS). Se trata de un material económico y de fácil instalación. Se puede fabricar en moldes dando lugar a planchas de distintos espesores  para el aislamiento exterior y también se puede fabricar de forma granular 
  •  
    Poliestireno Extruido (XPS). De mayores prestaciones que el PSE, más resistencia y densidad y normalmente mejor coeficiente de aislamiento, si bien no permite la transpiración. Se utiliza mucho en soleras de viviendas.
  •  
    Poliuretano (PUR). Se trata de espumas que se endurecen en el momento de la aplicación, tiene muy buenas prestaciones térmicas. Se utilizaban para aislar cámaras de ventilación durante la obra o colocar carpintería metálica.

Aislantes Térmicos de Origen Vegetal

Muchos vegetales pueden producir fibras aptas para ser usadas como aislante térmico. Aquí mostramos las más conocidas:

 
  •  
    Cáñamo. La cultura del cáñamo es ancestral y parece que ha vuelto por sus numerosas cualidades que lo hacen un material práctico y natural.
  •  
    Lino. También es un aislante unido a la tradición, si bien el lino es mas delicado que el anterior para su producción y fabricación.
  •  
    Algodón. El algodón es un arbusto muy conocido y utilizado tanto para la ropa como para otras aplicaciones como el aislamiento térmico. En este caso se usa en el formato de lana de algodón.
  •  
    Celulosa. La celulosa proviene del papel reciclado. En el proceso industrial se muele y se le aplican unos aditivos para mejorar su propiedades para el uso como aislamiento térmico.
  •  
    Fibras de Madera. La madera es una materia prima natural y renovable por naturaleza. Se puede producir este aislante térmico distintos formatos, tales como paneles de madera, fibras, etc.
  • Corcho. Se trata de un material natural, reciclado del alcornoque, ecológico, sostenible. Existen formatos como paneles, granulado. Existe en forma de corcho natural o expandido.
 

Aislantes térmicos de origen animal

Numerosos animales han desarrollado unas pieles excepcionales para resistir el frío.

No son materiales comunmente conocidos y su utilización se limite a casos puntuales, debido a su elevado coste,  baja rentabilidad  y falta de procesado industrializado y tratamientos que permita una aplicación a gran escala. 

  •  
    Lana de Oveja. Es un material muy ligero, buen aislante para el invierno, no tanto para el verano. El proceso de producción es ciertamente algo largo y requiere tratamientos para evitar olores o insectos.
  •  
    Plumas de Pato. Es un material muy ligero y muy buen aislante, debido a su elevado coste sus aplicaciones están más dirigidas a prendas de vestir o ropa de cama, etc.
 

Aislantes Reflexivos

Son un tipo de aislamientos orientados a aislar del calor transmitido actuando por reflexión y convección. Su ejecución es compleja porque se requiere ejecutar espacios para posibilitar una convección adecuada.  Son elementos de láminas de PVC finos, compuestos por varias capas normalmente de aluminio y burbujas de aire o polietilenos.

Aislantes Pinturas Reflexivas:

 
Se trata de pinturas aislantes con perlas cerámicas. No son mágicas, lo que sucede es que funcionan por reflexión, por lo que los paramentos trataos se mantienen “calientes”, es decir a la temperatura del ambiente. Se usan para tratar puentes térmicos.
 
 
 

Otros aislantes singulares  

  • Panel aislante con cámaras al vacío

Estos aislantes térmicos se basan en el principio de la idoneidad de un aislante es un gas o incluso el vacío. Para ello se vacía de aire la estructura y de estos elementos y/o se inyecta gas o . Son materiales muy caros, muy ligeros y difíciles de localizar. 

 
  •  
    Aerogel. Son materiales en base a nanao partiículas que tienen un gas en su estructura. Dicho gas les confiere excepcionales propiedades de aislamiento térmico. Su coste elevado hace que no sean empleados mas que en casos donde no se dispone apenas de espesores suficientes para aislar 
  •  
    Panel aislante sobre vacío. Es el mismo concepto, pero en vez de dejar un gas, se deja el vacío, que es el mejor aislante de la naturaleza.
 
 

Propiedades de los Aislantes Térmicos

En el mercado hay una extensa gama de aislantes térmicos con diferentes propiedades y en sus diferentes formatos para las distintas aplicaciones. Aquí indicamos las propiedades más importantes de los aislantes térmicos.

 

Conductividad Térmica

La conductividad es la propiedad física que mide la capacidad aislante de cada material. Se utiliza el coeficiente λ (lambda) y se mide en W /m ºK y representa la cantidad de calor por segundo que atraviesa un metro cuadrado de material con espesor de un metro, con una diferencia de temperatura de un grado entre las dos caras.
Es la propiedad más característica de un aislante térmico que funciona por conducción.
Y de ésta se deducen otras propiedades como es la Resistencia Térmica R que se expresa en:
m2 ºK / W y es el espesor del material dividido por la conductividad R = e / λ.

 

Densidad

La densidad son los kg/m3 de material por unidad de volumen. Es un parámetro importante ya que influye

junto con la capacidad calorífica en la inercia térmica del conjunto de la construcción.

 

Factor de Resistencia a la difusión del vapor de agua

Se expresa con la letra µ (mu) y es adimensional. Representa la resistencia a la difusión del vapor de agua referida al aire, que es 1.
Es decir, si en un material aislante térmico dado tenemos µ=1, quiere decir que el vapor de agua lo atraviesa como si el material no estuviera, como si hubiera aire en vez del aislante térmico.

 

Calor Específico

También llamado Capacidad Calorífica Específica es una propiedad física que se define como la cantidad de calor que hay que suministrar a una unidad de masa de un material aislante térmico para subirle la

temperatura un grado. Este concepto está muy relacionando con la inercia térmica que presentan los distintos materiales aislantes térmicos.

Es especialmente importante la incidencia de esa inercia térmica en los aislantes biológicos o naturales como la celulosa , la fibra de madera o el corcho. 

 

Comportamiento frente al fuego

El comportamiento frente al fuego de un material aislante térmico es una característica muy importante. La clasificación frente al fuego en vigor son las Euroclases (A,B,C,D,E y  F), siendo la clasificación A la superior, al tratarse de materiales absolutamente incombustibles, es decir, que no reaccionan con el fuego. 

 

Higroscopicidad

Es la capacidad de los materiales para absorber la humedad. En general, los aislantes térmicos naturales presentan una higroscopicidad alta, y los aislantes térmicos sintéticos una higroscopicidad baja o nula.

Resistencia térmica:

Se expresa en m².K/W. Es la capacidad de un material de oponerse al flujo del calor y se calcula como la razón entre el espesor del material y la conductividad térmica del mismo.

Propiedades mecánicas:

Estabilidad dimensional, resistencia a la compresión, resistencia a la flexión, resistencia a la tracción, rigidez dinámica y resistividad al flujo de aire.

Absorción de agua:

Puede expresarse en % de volumen de agua por volumen de material. Puede determinarse a largo plazo, a corto plazo o la transmisión de vapor de agua.

Estabilidad:

Frente al fuego, a los agentes químicos y a los microorganismos.

Datos económicos y medioambientales:

Tiempo de vida del material, facilidad de instalación, coste unitario, declaraciones ambientales del producto.

A la vista de estas propiedades, se selecciona el más idóneo y se procede al cálculo del espesor óptimo para conseguir la mejor relación costo/ahorro energético.

Aislamiento térmico en la vivienda

Recomendamos aislar térmicamente todas las zonas de la vivienda en contacto con el exterior o en contacto con zonas no calefactadas.

Aislamiento térmico de:

  • fachadas
  • cubiertas
  • falsos techos
  • trasdosados
  • puentes térmicos
  • suelos
  • cajas de persianas

 Aislamiento térmico en paredes:

La importancia del aislamiento térmico de paredes en contacto con el exterior o con zonas no calefactados (garajes, sótanos, etc..). 

Aislamiento térmico en fachadas:

El aislamiento térmico de una fachada es fundamental, ya que es la zona dónde más pérdidas térmicas se producen.

 

Aislamiento térmico techos:

El aislamiento térmico de techos de pladur o escayola es muy importante para el confort en la vivienda. Si la vivienda es además estanca no se notará el efecto de las corrientes.

 

Aislamiento térmico en cubiertas. 

Por las cubiertas se producen pérdidas térmicas mas importantes.

 

Aislamiento térmico de suelos

El aislamiento en suelos aporta calidez al ambiente y aumenta la sensación de confort.

 

¿ En que zona de mi casa tengo las mayores pérdidas del aislamiento térmico ?

En una vivienda estándar, por regla general se pierde hasta un 35% de la energía calorífica a través de las fachadas, un 25% por el tejado, un 15% por el suelo, un 15% por carpinterías (puertas y ventanas) y un 10% por infiltraciones de aire.

Esto es sólo un ejemplo basado en una casa tipica, que en este caso es una casa independiente, con sus 4 fachadas y un tejado al exterior.

La casuística de la casa puede variar esto, no todas las viviendas son iguales.

Pérdidas térmicas energéticas en una vivienda.

¿ Que normativa regula el aislamiento térmico ?

Un pequeño ahorro en el concepto del aislamiento térmico supone una gran cantidad de energía. De ahí que el Plan Energético Nacional6 prevea y obligue a una serie de medidas de ahorro, de las cuales, la primera es el aislamiento térmico de los edificios. En este sentido, el Código Técnico de la Edificación, contiene el documento básico DB-HE1 en el que se recogen las condiciones y los métodos para limitar la demanda energética del edificio y con ella el consumo energético.

Cuánto tardará en amortizar la mejora del aislamiento de su vivienda?

 

Si Ud. pasa frío o calor durante temporadas, si la casa no está bien aislada y no ofrece confort, si tiene inquietud por saber cuánto puede tardar en amortizar la mejora del aislamiento de su vivienda, reducir sus facturas de gas o electricidad y ganar en confort, a continuación se lo expondremos. 

De hecho en esta página tiene una calculadora con la que se podrá bajar automáticamente un programa, que junto al presupuesto inmediato o presupuesto confirmado real, contienen son suficientes datos para hacer un cálculo exhaustivo sobre el periodo de amortización de su inversión.  

1. Solución inmediata: 

Lo primero que debe saber es que es posible mejorar la situación de una forma rápida. Desde Aísla y Ahorra le podemos enviar a un experto para que valore cuál es el tipo de aislamiento más recomendable para su vivienda, sin ningún tipo de compromiso.

2. Rapidez en la ejecución:

La obra se puede realizar en un solo día y sin obra. A través de pequeñas perforaciones en la pared, insuflamos el aislante de una forma limpia, rápida usando siempre productos naturales o reciclados y ecológicos. Además, nos encargamos de limpiar la zona de trabajo para dejarla como nos la hemos encontrado.

3. Ahorro inmediato:

Desde el mismo momento en que se finaliza la instalación, comenzará a ahorrar en la factura energética. Notará el ahorro en el consumo desde el primer día y de forma definitiva. Además, mejorará su confort en casa. Dos beneficios directos e inmediatos.

4. Periodo de amortización:

Con este ahorro en las facturas, el desembolso inicial de la mejora del aislamiento podrá tener amortizada su inversión en un plazo a partir de 3 años en zonas como Madrid, Toledo o Guadalajara. En otras zonas mucho más cálidas, está comprobado que la amortización se lleva a cabo en poco mas. Sin embargo, este periodo de tiempo se ve claramente reducido en zonas que alcanzan bajas temperaturas. A partir de entonces, todo será ahorro en la factura energética. Con Aísla y Ahorra disfrutará una amortización record con un una rentabilidad de hasta el 33 % aprox. sobre el monto de la inversión.

5. Financiación:

Además, desde Aísla y Ahorra le ofrecemos financiación a 3 y 6 meses sin intereses. Aísle y ahorre desde el primer día y realice pagos cómodos y adaptados a su bolsillo.

6. Rentabilidad:

Sus ahorros recibirán hoy en día una rentablidad baja, si no incluso negativa teniendo en cuenta la inflación. Con productos sofisticados y con algo de suerte Ud. podría invertir y obtener algún beneficio extra pero probablemente cueste superar el 10%. Con el insuflado sin embargo puede conseguir una amortización en 3 años, que se traduce en una rentabilidad máxima de 33% sobre su inversión, mucho mas de lo que le darían en su banco. 

Pídanos presupuesto sin compromiso o anímese a problar nuestra calculadora de presupuesto inmediato y descubra el confort de vivir en una vivienda bien aislada.

Aisla y Ahorra, S.L c/ Colmenas 14, 28280 Colmenarejo (Madrid)

Horarios de atención al público
Lunes a Viernes
9.00 h - 13.30 h 16.30 h - 20.00 h
Sábados 9.00 h - 13.30 h

© 2021 Aisla y Ahorra, S. L. Diseñado por Docecatorce

Call Now Button
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir Chat
Presupuesto Gratuito
Hola, 👋 qué tal, ¿Qué tipo de aislamiento tienes pensado?