Aislamiento térmico con celulosa

El aislamiento térmico con celulosa se encuentra entre los tipos más antiguos de material de aislamiento de construcción. Se han utilizado muchos tipos de materiales celulósicos, incluidos periódicos, cartón, algodón, paja, aserrín, cáñamo y mazorcas de maíz.

¿ Cuando comenzó el aislamiento térmico con celulosa ?

El aislamiento de celulosa moderno, hecho con papel de periódico reciclado comenzó hace mas de 100 años, y usando máquinas y agregando un retardante de fuego, se industrializó en la década de 1950 y se generalizó en  EEUU. 

Efecto de la primera crisis petrolífera:

El mercado de aislamiento aumentó tras el embargo de petróleo de 1973-74.

El embargo provocó que los costos de la energía para calefacción se dispararan en todo el país, lo que generó un mayor interés en las medidas de conservación de energía.

El aislamiento térmico con celulosa ganó una atención nacional significativa como una tecnología barata y disponible para aumentar la eficiencia energética de los hogares. 

En 1978 había más de 350 empresas con más de 500 plantas en EEUU. El aislamiento de celulosa fue producido localmente por pequeños fabricantes que compraron máquinas listas para operar y ofrecieron un proceso de producción barato y fácil de baja tecnología. El gobierno federal comenzó a promulgar estándares de aislamiento.

La celulosa capturó una mayor participación del mercado debido a los menores costos y su idoneidad para las modificaciones.

Existía una gran preocupación de que el crecimiento de las manufacturas de celulosa estuviera dando lugar a un tratamiento inadecuado o insuficiente del aislamiento contra el amenaza de incendio a pesar de que no existían estadísticas confiables a nivel nacional.

Reglamentación en normativa de la celulosa

Esto llevó a que la Comisión Federal de Seguridad de Productos para el Consumidor aprobara el 16 CFR Parte 1209, que establece estándares de seguridad que cubren cuatro atributos del producto para aislamiento de celulosa únicamente: densidad asentada, corrosividad, flujo radiante crítico y combustión sin llama. Otro reglamento aprobado fue el “Valor R”.

Actualmente, el uso del aislamiento de celulosa ha vuelto a aumentar en los Estados Unidos.

Protección de incendios: Efecto protector de estructuras

Parte de la razón de este crecimiento podría estar relacionada con estudios que sugieren que la celulosa en realidad puede proteger un edificio de daños en un incendio mejor que la fibra de vidrio porque la celulosa es más densa y restringe el oxígeno necesario para quemar los miembros estructurales.

Varios estudios del Consejo Nacional de Investigación de Canadá han respaldado estas afirmaciones.

Avance de los productos ecológicos y sostenibles

Otra razón importante para el regreso de la celulosa podría ser el mayor interés en edificio verde. La celulosa tiene el contenido reciclado más alto de cualquier material de aislamiento y también tiene menos energía incorporada que la fibra de vidrio y otros aislamientos minerales producidos en hornos.

Historia de la celulosa en Europa

En Europa en los años 90 las empresas isofloc e isocell, empresas Partner de Aísla y Ahorra, comenzaron a  promocionar el sistema de aislamiento térmico con celulosa, desde Alemania, Austria y Suiza, con un elevado estándar de calidad.

Desde entonces muchas nuevas empresas relacionadas con el aislamiento insuflado se han ido incorporado al mercado, llegando a haber hace 5 años un exceso en capacidad de producción, provocando fusiones y cierres de plantas. En actualidad se ha invertido el proceso y ahora mismo, en el año 2021 hay exceso de demanda, por lo que los precios vuelven a subir. 

 

Video con comparativa eps, lana mineral, lana de roca y celulosa en el comportamiento al fuego

El aislamiento de celulosa se fabrica con molinos de martillo o molinos de flujo de aire (mayor calidad) usando periódicos reciclados. El periódico se trata con sales de borax,  para retardar la propagación de fuego.

Tipología de productos de aislamiento térmico con celulosa

Se han desarrollado productos de celulosa de relleno a granel, en Aísla y Ahorra distribuimos la marca ISOCELL. En Europa estos se caracterizan generalmente como celulosa seca o celulosa proyectada en húmeda. La base es la misma, la celulosa proyectada en húmedo puede recibir aditivos en forma de pegamento o espumas para usarse como acondicionamiento acústico.

Método de apicación de la celulosa insuflada  

La celulosa insuflada se utiliza en la remodelación de casas antiguas o en obra nueva, insuflando  la celulosa en los orificios perforados en las paredes.  

Método de aplicación de la celulosa proyectada en húmedo

La celulosa proyectada en húmedo se utiliza para aplicar celulosa a la construcción de nuevas paredes.

Las diferencias son la adición de agua a la celulosa mientras se pulveriza.  En general conviene mezclar un porcentaje muy pequeño de adhesivo de cola de pegar papel pintado, al margen de activar el poder de adhesión presente en la celulosa.

El spray húmedo permite la aplicación sin necesidad de un retenedor temporal.

Además, el rociado húmedo permite un sellado aún mejor de la cavidad aislada contra la infiltración de aire.

La instalación con rociador húmedo requiere que la pared se seque durante un mínimo de 24 horas (o hasta que se alcance un máximo del 25% de humedad) antes de cubrirla.]

Calidad: Celulosa con poco polvo

Se puede llegar a crear un nivel molesto de polvo durante la aplicación de la mayoría de los tipos de aislamiento seco, lo que provoca la necesidad de usar máscaras de polvo simples durante la instalación.
 

Isocell fabrica celulosa usando molinos de flujo de aire.  Ello reduce sustancialmente el polvo, bajando la densidad del material y aumentando su calidad.

Ventajas del aislamiento térmico con celulosa

Los principales beneficios de la Celulosa son los siguientes:

Protección del frio 

La celulosa tiene un coeficiente de conductividad térmica muy bajo, es decir, no transmite el calor y almacena energía. Se comporta como la madera, equilibrando las temperaturas máximas y mínimas del día en verano y protegiendo del frío en invierno.
 

Protección del calor

 
Gracias a su capacidad de almacenar el calor, y desprenderse de el en un desfase de 12 horas, la celulosa tiene una clara ventaja sobre los demás aislantes: Se puede considerar el mejor aislamiento del mundo contra el calor. 
 

Protección al viento

Rellena las juntas y los huecos de las cavidades evitando corrientes de aire frío hacia el interior de la vivienda enfriando el interior de la misma.

 

Aislamiento contra los ruidos

Presenta un coeficiente de aislamiento acústico muy bueno, además su método de aplicación hace que el producto no tenga juntas. Sus prestaciones como protección contra ruidos son inmejorables, muy por encima de los aislamientos mediante fibra en panel tradicionales.
 
Protección al fuego
 
El aislamiento de celulosa, tiene propiedades ignífugas, es decir, no propaga las llamas, alcanzando la valoración de material aislante Clase C.
 

Transpirabilidad

Es permeable al vapor de agua, lo que quiere decir que la vivienda respira, deja pasar el vapor de agua a través de sus muros, reduciendo las posibilidades de formación de humedades por condensación.
 
 

Vida útil del material

La vida útil estimada es superior a la vida del inmueble. Conserva todas las prestaciones. Es un producto inerte, como los demás materiales de la construcción, con la misma vida útil.
 

Producto reciclado, ecología

Al tratarse de un producto reciclado, es el aislante ecológico por excelencia.

Rendimiento térmico

El rendimiento térmico de la celulosa de relleno suelto se compara favorablemente con otros tipos de aislamiento de bajo costo, pero es menor que el de las espumas de poliuretano.

La conductividad térmica de la celulosa de relleno suelto es de aproximadamente 0,037 W / m · K que es aproximadamente igual que otros materiales como la lana mineral,  la lana de roca o el corcho.

Otros aspectos importantes son qué tan bien se sella la envolvente del edificio de la infiltración de aire, los flujos de aire convectivos y los puentes térmicos.

La celulosa es muy buena para colocar alrededor de elementos en paredes como tuberías y cableado, dejando pocas bolsas de aire que pueden reducir la eficiencia general de la pared. La celulosa densa en paquete puede sellar las paredes de la infiltración de aire al tiempo que proporciona la densidad para limitar la convección, cuando se instala correctamente.

Ahorro de costes a largo plazo

Los ahorros anuales de aislamiento varían ampliamente y dependen de varios factores, incluido el grosor del aislamiento, el rendimiento original de la pared, el clima local, el uso de calefacción / refrigeración, la hermeticidad de otros elementos de construcción, etc.

Aislamiento acústico

El aislamiento reduce el sonido que viaja a través de las paredes y entre los niveles del piso. La celulosa proporciona masa y porosidad. Esto reduce el ruido sustancialmente. En Aísla y Ahorra tenemos sistemas que ayudan a aislar del ruido combinándo láminas viscoeláticas, celulosa y PYL (Pladur). La celulosa es aproximadamente tres veces más densa que la fibra de vidrio, por que proporciona una ligera mejora en la reducción del sonido.

Las sales de borax contenidas en el aislamiento de celulosa proporcionan un control adicional contra el moho. Investigaciones han demostrado que incluso varios meses de agua la saturación y la instalación incorrecta no resultaron en generación de moho.

Barrera de vapor

Puede que sea conveniente un freno de vapor con aislamiento de celulosa cuando estamos en contacto con el mundo de las cubiertas de casas de madera y hablemos de grandes espesores. No lo es cuando insuflamos cavidades como falsos techos o trasdosados de PYL. Lo importante a considerar es que el freno de vapor interior debe tener un valor sd seis veces mayor que la barrera exterior. Las barreras de vapor variables han dado muy buenos resultados ya que permiten que un posible exceso de vapor contenido en la celulosa, salga por el interior. 

Además, la celulosa regula para distribuir la humedad por toda la cavidad, evitando la acumulación de humedad en un área y ayudando a secar la humedad más rápidamente.

 
Baja toxicidad e nulo impacto ambiental de las materias primas.

Los componentes no reciclados del aislamiento de celulosa siguen siendo preferibles desde el punto de vista medioambiental. 

En referencial al potencial de calentamiento global, en especial el CO2, la celulosa no produce emisiones gaseosas significativas.

Energía incorporada

La energía incorporada de aislamiento de celulosa es el más bajo de los tipos de aislamiento más populares. Se requiere de 20 a 40 veces más energía para producir materiales aislantes hechos en horno en comparación con la celulosa.

Ubicación del aislamiento térmico con celulosa

Falsos techos: 

En falsos techos siempre podremos rellenar insuflando celulosa. Llevamos especial cuidado al hacerlo buscando soluciones de iluminación compatibles. También hay que saber valorar la capacidad portante del falso techo.   

Trasdosados:

En trasdosados de PYL (Pladur) podremos aislar rellanándolos con celulosa insuflada. 

Cubiertas tipo palomeros:

Las cubiertas tipo palomeros podremos aislarlas mediante la técnica de aislamiento proyectado en seco.

Techos de locales comerciales, restaurantes, bares o discotecas:

Existe la opción de proyectar celulosa en húmedo, para mejorar el acondicionamiento acústico.

Formas de aplicación del aislamiento térmico con celulosa 

Características técnicas del aislamiento insuflado con celulosa 

Permiso Técnico Europeo:  ETA-06/0076.

  • Conductividad térmica Lambda  (10ºC, a 23 º / 50%de humedad del aire:  0,037 W/mxK.
  • Capacidad térmica específica:  2,11 KJ/kg*K.
  • Densidad según el permiso técnico europeo: 28-40 cel. proyectada kg/m3  –  38-65 cel. insuflada kg/m3

Reacción al fuego:  Euroclase B-d0-S2 Material

  • Punto de inflamación: 280ºC.
  • Temperatura máxima permanente / intermitente: 60ºC/90º
  • Partes constructivas (resistencia al fuego):  RF30 a RF90 para todas las partes constructivas (s/ DIN 4102/2).

Aislamiento acústico Material: No se puede comprimir. Por ello no se utiliza para aislar losas de hormigón contra ruido de impacto , aunque si para aislar tabiques y techos contra ruidos aéreos.

  • Resistencia al flujo del aire: r = 6,6/8,1/25,1/34,5/46,3/74 kPa.s/ m² – según densidades 28/30/45/50/55/65 kg/m³.
  • Absorción de agua:  < 14,1 kg/m³
  • Asiento en ensayo vibración EN 15101-1,  Anejo B3 y EAD:  SV = 4% (28kg/m³) – SC 0 (38kg/m³).
  • Comportamiento en Vibración EN 15101-1, Anejo B2: SH 20 (28kg/m³).
  • Asiento bajo presencia de humedad de aire cíclica EN 15101-1, Anejo B1:  SH 10 (40kg/m³).
  • Control de Calidad:  Control externo por OiB  (CE).Amplio control en el laboratorio de la propia empresa.

Densidad 1 x semana.
Asiento 1 x semana
Absorción de humedad 1 x semana
Clasificación incendios 1 x semana

  • Factor de resistividad al vapor u: u = 3.
  • Humedad normal del material:8%-10% con un 50% de humedad relativa. 16-18% con un 80% de humedad relativa.
  • Componentes: 92% de papel de periódico seleccionado. 8% de aditivos (propiedades ignífugas, antifúngicas y resistencia a insectos).
  • Energía primaria de recursos no renovables: 3,74 MJ.
  • Energía primaria de recursos renovables: 12 MJ.
  • Potencial de calentamiento global GWP 10 suma: -1,21 kg/C02 equivalente /kg.

Aisla y Ahorra, S.L c/ Colmenas 14, 28280 Colmenarejo (Madrid)

Horarios de atención al público
Lunes a Viernes
9.00 h - 13.30 h 16.30 h - 20.00 h
Sábados 9.00 h - 13.30 h

Call Now Button
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir Chat
Presupuesto Gratuito
Hola, 👋 qué tal, ¿Qué tipo de aislamiento tienes pensado?