Aislamiento térmico paredes – fácil y sin obra

AISLAMIENTO TÉRMICO DE PAREDES

El aislamiento térmico de paredes se hace necesario para rebajarlas pérdidas de calor y el consumo energético de las viviendas. Ya sea de calefacción o de aire acondicionado. 

Existen diversos métodos de aislar térmicamente las paredes. También hay distintos materiales de aislamiento térmico de paredes y tipos de aislamiento a elegir. 

Finalmente hay que evaluar si existe una cámara de aire en el interior de la pared. Otros factores como el aislamiento acústico también pueden considerarse a la hora de elegir el sistema mas adecuado.

en el aislamiento térmico de paredes se deben cuidar mucho los detalles como los puentes térmicos para evitar condensaciones en el interior de las viviendas. 

El tipo de aislamiento, los espesores elegibles y la conductividad de los materiales aislantes incidirán en la resistencia térmica. 

Esto puede ser importante a la hora de maximizar el resultado y obtener ayudas de fomento de la eficiencia energética para el aislamiento térmico de paredes. 

 

aislamiento térmico paredes

SISTEMAS DE AISLAMIENTO TÉRMICO

Sistema de aislamiento desde el exterior: Existen sistemas de aislamiento exterior (SATE) que utilizan materiales de base como lana de roca, poliestireno expandido, o fibra de madera. 

Dichos sistemas de aislamiento térmico de paredes son interesantes en obra nueva y obra de rehabilitación, cuando se precisa un espesor muy elevado de aislamiento. 

Sistema de aislamiento integrado en fachada ventilada. En dicho sistema de aislamiento térmico de paredes se integra un aislamiento que se coloca sobre el exterior de la fachada.

Entre aislamiento y revestimiento queda una fina capa de aire que ventila. Este sistema su usa para aislamientos de fachadas comerciales, representativas  o administrativas. 

Sistema de aislamiento de cavidades con aislamiento insuflado

Este sistema de aislamiento térmico de paredes, también conocido por aislamiento sin obra, aprovecha el espacio existente entre la tabiquería interior y la fachada existente. 

Muy usado rehabilitación, es el sistema mas económico para aislar una vivienda en muy poco tiempo. Es eficaz ya que aparte de rellenar con aislamiento, elimina las corrientes en el interior de la cámara. 

Sistema de aislamiento interior de la vivienda. En caso que no existan cavidades en la pared, y cuando no se puede aislar desde el exterior, la única opción posible es hacerlo desde el interior. 

La desventaja de este sistema de aislamiento térmico de paredes es que afecta sensiblemente al área disponible para vivir en la vivienda. 

Se trata de colocar un tabique de pladur con aislantes térmicos. Estos se pueden instalar manualmente o mediante aislamiento insuflado. 

Insuflado en pared

MATERIALES  

 

El tipo de material de aislante térmico para aislamiento de paredes empleado es de diversa naturaleza, tamaño y espesor. 

Aquí vamos a presentar los materiales mas utilizados en los sistemas aislamiento insuflado. 

Excepto la celulosa, también se comercializan en planchas y las lanas minerales y el corcho se usan en todos los sistemas como aislamiento base:

Lana mineral blanca o fibra de vidrio: Con este material de aislamiento térmico de paredes podremos aislar las cámaras interiores de fachadas. 

El rendimiento térmico es muy elevado. Es un material incombustible. Máxima clasificación en caso de incendio. La fibra de vidrio no absorbe humedad. 

La lana de vidrio no se asienta, ya que es elástica. La lana minera tendrá la misma vida que el edificio, ya que su origen es el vidrio. 

La lana mineral blanca es resistente a la putrefacción, a los hongos. Los roedores y los insectos no se sienten agusto, rodeado de finas agujas.   

Lana de roca: Con este material de aislamiento térmico de paredes también podemos aislar las cámaras interiores de fachadas. 

El rendimiento térmico igualmente es muy elevado. Es un material incombustible. Máxima clasificación en caso de incendio.

 La lana de roca tampoco absorbe humedad. La lana de roca no se asienta, ya que es un material elástico. La lana de roca tendrá la misma vida que el edificio, ya que su origen es coque y basalto. 

La lana de roca también es resistente a la putrefacción, a los hongos. Los roedores y los insectos no se sienten a gusto, rodeado de finas agujas.   

Celulosa: La celulosa como aislamiento térmico en las paredes solamente podremos utilizarla cuando existan garantías que no se va a producir una infiltración de agua de lluvias por la fachada. 

Para ello la fachada tendría que estar hidrofugada (la mayoría de las fachadas no lo están). 

Un aislamiento de poliuertano proyectado existente en dicha fachada, en la cavidad, puede ayudar a conseguir este efecto, pero tiene que estar  perfectamente ejecutada (estanca al agua). 

En paredes que sean tipo tabiquería PYL, paredes interiores, paredes trasdosadas no cerámicas, puede usarse sin limitación. 

Para el aislamiento térmico paredes interiores sin obra es perfecto. Tiene extraordinarias propiedades térmicas y acústicas.     

Corcho: El corcho negro o expandido puede ser el único aislamiento que sea capaz por su granulometría de aislar una pared cuando la cámara de ventilación tiene un espesor muy reducido. 

Este material de aislamiento térmico de paredes un material natural con muy buenas propiedades de aislamiento térmico y acústico. 

Es un material que por su tratamiento de cocción, tiene resistencia a la putrefacción, tiene propiedades ignífugas y es un material natural, reciclado y sostenible.  

Lana mineral blanca virgen

Ventajas 

Rendimiento térmico: Los rendimientos térmicos de los aislantes térmicos presentados son muy elevados tanto en invierno como en verano. Se expresan por la conductividad de cada uno de los materiales. 

Los rendimientos térmicos de estos aislamiento térmicos de paredes son similares en invierno. 

En verano los rendimientos térmicos de materiales biológicos como el corcho o la celulosa, son mayores, gracias al efecto de inercia térmica.

Economía: Los sistemas de aislamiento insuflado son muy económicos, ya que se aprovecha la infraestructura existente, y solo hay que rellenar las cavidades, como son las cámaras de aire o ventilación, con un aislante adecuado. 

Rapidez en la ejecución: La rapidez de ejecución es máxima. Se puede aislar un piso estándar en un solo día, sin obra. 

Ello se deba a que se utiliza un sistema hidráulico que posibilita el insuflado mecanizado. El trabajo físico se limita a montar los equipos de taladro e insuflado. La máquina se encarga del resto (triturar, insuflar). 

Aislamiento sin obra: Este sistema de aislamiento térmico de paredes para aislar las paredes es también conocido como «aislamiento sin obra».

 Ello se debe a que solamente se realizarán unas perforaciones, que después de la inyección se rellenarán con yeso, pasta de pladur o pasta de escayola, y listo.  

Eliminación de corrientes en cámaras de aire: La eliminación de corrientes en cámara de aire, hace que el sistema de aislamiento térmico de paredes sea mucho mas eficaz. 

El aire interrumpido en su paso por el aislamiento, ya no puede discurrir por la cámara de ventilación. De esta forma se consigue evitar que las corrientes de aire se lleven la energía. 

Aumentará la eficiencia energética. Incluso cuando las cavidades a aislar sean reducidas en espesor. 

Independencia en la decisión: A veces es complicado ponerse de acuerdo en el aislamiento, cuando uno vive en comunidades de vecino. 

Los procesos administrativos y la votaciones comunitarias pueden ser un serio impedimento a la hora de realizar una actuación coordinada en dichas comunidades. 

Por ello la independencia de una decisión que afecta al confort y la economía, aislando solamente el piso propio, es una gran ventaja. 

Las cavidades en los pisos suelen estar «partidos» horizontal- y verticalmente a nivel de forjado y a nivel de medianera. 

Es improbable, que en caso de aislar mediante sistema insuflado, el aislamiento llegue al vecino, y si lo hace, será un efecto reducido muy limitado. 

Las distancias de los insuflados partiendo de una perforación, no suelen ser mayores de 1 a 1,3 metros.   

Plazo de amortización muy breve: Los plazos de amortización de un sistema de aislamiento insuflado, están en torno a los 3 – 4 años. Esto es un plazo muy reducido, en el que la amortización se puede recuperar. 

En nuestra calculadora de amortización, se puede descargar un programa que le calculará con mayor precisión el plazo. 

Para poder usarla conviene saber el coste de la actuación en su caso, que puede averiguar en mi presupuesto inmediato   

Confort: El confort es un hecho que a veces es difícil de valorar, o que empezamos a valorar cuando hemos aislado nuestra vivienda.

El no tener ya los pies fríos, el dejar de sentir esas corrientes de aire frío, el dejar de notar que está entrando una tormenta a través de nuestros enchufes, o el descubrir que nuestra buhardilla puede usarse ahora en verano, son algunas de la sensaciones agradables a descubrir.   

Eficiencia energética: La eficiencia energética no tiene límites. Especialmente cuando vivimos en entornos de viviendas con muy poca o ninguna consideración en términos de ahorro energético. 

El efecto al aislar se nota, incluso mientras se está ejecutando el aislamiento insuflado, sin haberlo acabado. 

Donde mas se notará es en la factura de gas, gasoil o electricidad, que bajará considerablemente, en función de la tipología del edificio y los espesores aislados. 

Lana mineral en pared

Protección al fuego: Comparativa de eps, lana mineral, lana de roca y celulosa frente a un soplete.

Aisla y Ahorra, S.L c/ Colmenas 14, 28280 Colmenarejo (Madrid)

Horarios de atención al público
Lunes a Viernes
9.00 h - 13.30 h 16.30 h - 20.00 h
Sábados 9.00 h - 13.30 h

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir Chat
Presupuesto Gratuito
Hola, 👋 qué tal, ¿Qué tipo de aislamiento tienes pensado?
Call Now Button