Aislar paredes con aislantes contra el frío y el calor

Aislar paredes

Aislar paredes: En Aísla y Ahorra somos especialistas en aislar paredes con diversos aislantes contra el frío y el calor. ¿ Porque son diversos ? No existe el aislante ideal. Todo tipo de aislante debe elegirse únicamente en función de las necesidades del cliente. En realidad no solo debemos centrarnos en las paredes. También debemos pensar en la cubierta.

Mientras que en la cubierta podemos usar celulosa como aislante, dadas sus propiedades de inercia térmica, al aislar paredes, en las paredes el tipo de aislamiento debe ser «no hidrófilo», es decir no amigo del agua. En la cámara de aire deberemos aislar con un materiales que ayuden a aislar pero que no absorban la humedad. Características que son estrictamente necesarias al aislar paredes para cumplir con el código CTE. 

Como materiales aislantes térmicos usaremos en la medida de lo posible fibra de vidrio o lana mineral blanca y lana de roca. Estos materiales nos ayudarán al ahorro energético, podrán reducir el uso de calefacción o aire acondicionado evitando perder la energía gracias a su condición aislante.

Las lanas minerales son muy usadas como aislamiento de:

  • Fachadas. Como alternativa a los aislamientos exteriores de poliestireno extruido, con un sistema llamado SATE. O bajo las placas de una fachada ventilada encontraremos a menudo lanas minerales. En nuestro caso usaremos las lanas minerales para el aislamiento interior o sin obra. Mediante insuflado se puede aislar una fachada en 1 días, y sin obra. 
  • Cámaras de aire. Las cámaras de aire son ideales para ser insufladas con lanas minerales. Los materiales en su interior no deben ser absorbentes, por tanto que mejor que insuflar lana mineral blanca, fibra de vidrio a o lana de roca. 
  • Cámaras de ventilación. Similar a las cámaras de aire. Su uso como cámara de ventilación se ha quedado obsoleta, ya que la «ventilación se lleva la energía. Por tanto ideal para rellenar con aislante de lana mineral, ya sea fibra de vidrio o lana de roca. 
  • Paredes interiores. Ideal para rellenarlas con lana mineral. De esta forma conseguiremos mejorar el confort térmico y acústico.
  • En general en el aislamiento térmico y aislamiento acústico
  • En general en rehabilitación de viviendas o obra nueva
  • Como aislamiento de tabiques interiores para eliminar humedades por condensación. Al aislar los tabiques interiores, estos ya no estarán fríos y se podrán eliminar las humedades por condensación.  

Tiene ventajas de ser un material:

  • muy económico. La lana mineral blanca es el material mas económico para insuflar.
  • fácil de aplicar. Mediante inyección o insuflado. Un proceso rápido y económico. 
  • penetra en todos los huecos de forma uniforme. Debido a su capacidad de aislamiento con aire, se produce un fenómeno de reparto hidráulico que favorece la distribución homogenea, rellenando cualquier hueco.
  • perfecto para evitar puentes térmicos. Si lo colocamos alrededor del puente térmico, acabará por neutralizar este.
  • insuflable desde el interior de la vivienda o desde el exterior. Con toberas especiales finas podemos aislar desde el exterior de la vivienda. 

Alternativamente se puede aplicar la lana de roca como aislamiento proyectado, añadiéndole cemento y humedeciéndolo durante la proyección.

Su característica material procedente del vidrio o la roca le dan propiedades especiales: 

  • propiedades ignífugas, clasificación al fuego A1, materiales incombustibles. 
  • propiedades no absorbentes. El aislante absorberá menos de un 5%. 
  • protección contra insectos y roedores. A los insectos y roedores no les gusta estar rodeado de «finos pinchos» o «agujas» contenidos en el aislante. No anidarán en el aislamiento.   

Es un material además reciclado, reciclable y por tanto ecológico. 

En Aísla y Ahorra aislamos su casa con diversos aislantes contra el frío y el calor, teniendo en cuenta las ubicaciones como pueden ser: 

  • en fachadas cerámicas, entre tabiques cerámicos. Aquí podemos aislar mediante aislamiento insuflado desde el interior o exterior.
  • en cámaras de aire. Conviene rellenar las cámaras para aumentar el espesor del aislamiento y evitar movimientos de aire en la cámara.
  • en cámaras de ventilación. Las cámaras de ventilación no funcionan energéticamente, ya que el aire se lleva la energía. Hay que sellarlas con aislante.  
  • bajo cubierta de palomero. Aquí se pueden soplar aislamientos usando lanas minerales o lana de roca.
  • sobre forjados. Aquí se puede proyectar lana de roca a granel como aislamiento térmico y acústico.
  • en buhardilla, insuflado entre lámina de yeso y cubierta. Aquí podemos utilizar un espacio condenado en verano inyectando el aislante. 
  • en falsos techos de láminas de yeso. La lana mineral blanca es muy ligera y se deja insuflar en falsos techos, sobre todo cuando hay un espesor grande.
  • en falsos techos de escayola. Estos antiguos techos de placas de yeso no soportan mucha carga, ideal para aislar con lana mineral blanca.
  • en tabiques de láminas de yeso. Los tabiques interiores se pueden rellenar con lana mineral insuflada. Ideal para el confort térmico y acústico
  • en trasdosados de láminas de yeso. Cuando no podemos aislar el muro exterior por ser macizo, es una alternativa de aislamiento de pared. 
  • en medianeras y falsos techos acústicos. Para eliminar el efecto tambor, es una opción económica, aunque con rendimiento acústico limitado. 

Valor Lambda a partir de 0,034 W/m*K

Aisla y Ahorra, S.L c/ Colmenas 14, 28280 Colmenarejo (Madrid)

Horarios de atención al público
Lunes a Viernes
9.00 h - 13.30 h 16.30 h - 20.00 h
Sábados 9.00 h - 13.30 h

Call Now Button
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir Chat
Presupuesto Gratuito
Hola, 👋 qué tal, ¿Qué tipo de aislamiento tienes pensado?