gas radón

¿ Que es el gas radón y porque es peligroso ?

El gas radón es un gas noble invisible y muy pesado. No tiene olor ni color.

Es un derivado radioactivo que proviene del Uranio. Puede salir a la superficie terrestre a través de fisuras. Especialmente en zonas en las que abunda el granito.

Las zonas de Galicia y en las zonas de la Sierra Madrileña son zonas expuestas al radón con unos niveles de radón altos. 

Si hay muchas piedras de granito en la zona en la que vive, es muy probable que exista una exposición al radón alta.

 

¿ QUE EFECTOS PERJUDICIALES TIENE PARA LA SALUD

El peligro del gas radón está sobre todo en sus descendientes de vida corta: 218Po y 214Po. Existe también una exposición externa causada por la radiación gamma directa. Sin embargo el riesgo principal está en las partículas alfa.

La radiación alfa es relativamente poco peligrosa fuera del cuerpo.

La epidermis nos protege de ella. El principal problema viene cuando se inhala. Las partículas radiactivas se adhieren en el pulmón.

Ahí pueden emitir radiación alfa. La absorción de esta radiación eleva el riesgo de Cáncer.

En EE. UU. este gas radioactivo está considerado la segunda causa principal de cáncer de pulmón. Por tanto responsable de muertes por cáncer de pulmón, después del tabaco.

La recomendación de protección radiológica avalada por el consejo de seguridad nuclear y la agencia protección ambiental en Europa establece el se tomen medidas cuando el radón aumenta por encima de 400 Bq/m3.

Y el nivel de diseño de nuevas viviendas no debe estar expuestos a niveles superiores a los 200 Bq/m3.

 

Según este mapa oficial de radón en España, en la región de Madrid se superan todos los niveles admisibles de EEUU (148 Bq/m3 ). En la sierra se llegan a niveles categorizados como de exposición alta > 300 BQ/m3 (rojo).

¿ Como entra el radón en mi vivienda ?

Las fuentes de radón en domicilios son principalmente.

  • El suelo sobre el que se asienta el edificio.
  • Las paredes.
  • La cimentación.
  • El techo.
  • El agua y el gas utilizados. 

El radón puede penetrar en el edificio por todas las aberturas. Independientemente de lo grandes o pequeñas que sean.

Desde pequeñas fisuras y orificios como los poros de bloques de cemento.

El radón tarda en reducirse a la mitad unos 4.500 millones de años. En cambio el radón tarda 3,8 días. Siempre habrá uranio y radio que se transforme en radón.

¿ Que influencia tiene el suelo, el agua y el gas ?

El radón es capaz de entrar en la vivienda por diferencia de presión en el suelo.

El tipo de suelo, como el granito es el factor más importante. Cuanto más grietas, mas gas entrará. Por este motivo el sótano, en caso de haberlo, es el que mayor concentración sufrirá.

El radón acumulado en el sótano puede emigrar hacia la primera planta.

Las aguas subterráneas pueden poseer niveles altos de radón.

Cuando el agua sale de los grifos una gran parte del radón que contiene se desprende y se incorpora a la atmósfera circundante.

El gas natural también contiene radón.

 

¿ Como influyen los materiales de construcción ?

La presencia de radiación en materiales de la construcción puede causar 15-20% a la concentración del interior de la vivienda.

Tal y como ocurre con el suelo: la presencia de grietas agrava el problema.

Profundizando en los materiales de construcción, la presencia de radionúclidos del radón como son el 235Th y el 226Ra es de mayor a menor.

  • Piedras naturales (70 Bq/kg)
  • Cementos (70 Bq/kg)
  • Ladrillos (60 Bq/kg)
  • Hormigón (30 Bq/kg)
  • Yesos y las escayolas (20 Bq/kg)

¿ Que influencia tiene la climatología de la zona ?

La presión es el factor más relevante. Las bajas presiones generan un gradiente positivo entre el terreno y el interior del módulo y por lo tanto aumenta el riesgo de la concentración de radón en el interior de los hogares.

La temperatura influye en la presión.

La lluvia también influye porque satura los poros en el terreno, reduce su permeabilidad en el entorno dejando como vía preferente de escape el terreno seco bajo la vivienda.

Esto ocurre sobre todo para tasas de precipitaciones altas.

El viento influye de manera positiva a efectos de ventilación, ya que induce a corrientes en el interior disminuyendo la concentración de Radón.

 

¿ Que regulaciones europeas hay ?

Dado que el radón es la segunda causa de cáncer de pulmón, en el ámbito europeo se ha requerido una regulación sobre radón.

La nueva directiva europea de protección radiológica. Es la Directiva 2013/59/ Euratom. En la directiva se establece un nivel de referencia de 300 Bq/m3. No se distingue entre edificios nuevos, antiguos o edificios de acceso público.

Se contempla la posibilidad de que los países implanten un nivel de referencia más alto siempre que lo justifiquen.

Actualmente, en países europeos como Alemania e Inglaterra se recomienda no asumir un riesgo potencial del radón por encima de los 100 Bq/m3 y si se llega a 200 Bq/m3 se considera como riesgo.

 

¿ Que medidas mitigadoras puedo tomar ?: Evacuación del radón

1. Ventilación natural

Con una ventilación muy grande las atmósferas interior y exterior son prácticamente indistinguibles.

Lo que quiere decir que una ventilación superior a la normal hará disminuir a la concentración del radón interior. La aireación natural se da en el recinto por el paso del aire a través de las aperturas (ventanas, grietas y fisuras).

También por la acción del viento y por la diferencia de temperatura y presión existente entre el aire interior y exterior.

Se puede reforzar el sistema de ventilación instalando un sistema con lámina anti-radón debajo de la solera de la vivienda.

 

2. Sistemas de Ventilación y evacuación mecánica

Se puede reducir los niveles del gas radioactivo con instalación de ventilación con recuperador de calor. De esta forma se ventila de forma natural sin crear subpresión, las 24h reduciéndolo los niveles de gas radiactivo sustancialmente. Ahorraremos además energía.

Aparato de ventilación

3. Medidas de vigilancia y control: Sistemas de detección

Existe un amplio mercado de detectores domésticos de uso particular. En el ámbito profesional existen diferentes tipos como lo son el detector de carbono activo, detectores sólido-traza y detectores de silicio que miden el gas. Nosotros comercializamos además un aparato capaz de detectar el origen del gas radón con precisión, con ayuda del ensayo Blower Door,  el radón-sniffer. Aquí tenemos su hoja técnica, su guía breve y manual.

Radon detector digital

Aisla y Ahorra, S.L c/ Colmenas 14, 28280 Colmenarejo (Madrid)

Horarios de atención al público
Lunes a Viernes
9.00 h - 13.30 h 16.30 h - 20.00 h
Sábados 9.00 h - 13.30 h

© 2021 Aisla y Ahorra, S. L. Diseñado por Docecatorce

Call Now Button
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir Chat
Presupuesto Gratuito
Hola, 👋 qué tal, ¿Qué tipo de aislamiento tienes pensado?