Protección incendios celulosa

Protección al fuego

El aislamiento de celulosa tiene propiedades ignífugas gracias a los aditivos que contiene. Cuando se acerca una llama de fuego al material de celulosa, la celulosa no sale ardiendo sino que se enegrece creando una capa negra de protección, similar a un proceso de oxidación, protegiendo del fuego a la celulosa que tiene bajo dicha capa. Esto es una protección de incendios de la celulosa. 

Moneda sobre celulosa(1)
Quemador calentando la moneda (2)
Tras apagarse el quemador (3)

Es por ello que frente a otros aislantes conocidos como son el poliuretano, el poliuretano expandido o extruido, la espuma aislante, etc..tiene un comportamiento ignífugo mucho mas favorable. El material está clasificado respecto a la inflamabilidad como material de la clase B, d0-s2. para espesores > 100 mm y D, d0-S2 para espesores > 40 mm. 

Debido a estas propiedades ignifugas se puede utilizar también como material retardante al fuego que protege estructuras entre 30 min y 90 min, revestido a tal efecto con cartón yeso tipo pladur, significa que la celulosa se puede utilizar para proteger elementos estructurales al fuego, contribuyendo que éstos resistan entre 30 a 90 minutos al fuego. 

Los aislantes en la construcción suelen estar ocultos en cámaras o entre forjado y cubierta en zonas en las que habitualmente no existe riesgo de incendio. No obstante debido a que el material de celulosa alcanza su temperatura de autocombustión a 250 grados, nuestros instaladores consideran  las siguientes precauciones durante la instalación:

  • Focos halógenos: Ya que los focos halógenos, pueden alcanzar temperaturas de más de 300 grados K, y  pueden estar asociados a transformadores, se sustituyen por halógenos tipo LED que no se calientan.

Recomendamos colocar LED de alta gama equivalente a un rendimiento de halógenos de 35 W, con una temperatura lumínica de 3.000 K. Con ello se contribuye además a ahorrar energía y cuidar el medio ambiente. 

En zonas próximas a chimeneas que pueden llegar a tener temperaturas superiores a los 500 grados K no se insufla celulosa, sino que se insuflan lanas minerales. 

  • Es recomendable que las temperaturas de elementos constructivos o instalaciones de la vivienda en contacto con el material no exceda los 90 grados centígrados temporalmente o los 60 grados permanentemente.

Aisla y Ahorra, S.L c/ Colmenas 14, 28280 Colmenarejo (Madrid)

Horarios de atención al público
Lunes a Viernes
9.00 h - 13.30 h 16.30 h - 20.00 h
Sábados 9.00 h - 13.30 h

Call Now Button
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir Chat
Presupuesto Gratuito
Hola, 👋 qué tal, ¿Qué tipo de aislamiento tienes pensado?