Reformas Passivhaus

¿ Cuando tiene sentido hacer una reforma passivhaus ?

 

El sistema “Passivhaus” está definido como un estándar de construcción nacido en Alemania en 1991, que certifica una calidad de construcción con un alto nivel de confort y un elevado aislamiento térmico, hermeticidad, calidad de aire, que puede garantizar el comfort térmico suministrnado la energía para la calefacción y/o refrigeración solo a través del aire de ventilación. .

En el equipo técnico de Aísla y a Ahorra contamos con un técnico de ejecución certificado TRADESPERSON, lo que significa que estamos capacitados para realizar una obra PASSIVHAUS y poder ofrecer una reforma con un proyecto de manera que se pueda obtener la certificación oficial por el PASSIVHAUS INSTITUT.

Passivhaus (PH) tiene un estandar para obra de rehabilitación, el estandar EnerPHit. En España existe una parque inmobiliario con grandes deficiencias por pérdida energética y falta de confort.  Aplicar el estandar EnerPHit en una reforma puede ser interesante, ya que una vez que tenemos la necesidad de realizar una obra de rehabilitación o reforma integral de una vivienda, aplicar los criterios EnerPHit, si contamos todo el plazo de inversión por ejemplo a 10 años,  no tienen por que requerir una  diferencia significativa en la inversión, pero si suponen un salto abismal  en el confort, ahorro energético y bienestar obtenidos.

La Certificación Passivhaus (PH), certifica a las personas y sus conocimientos con los sello: Técnico de Ejecución,  Designer y Experto.

Uno de los puntos fuertes del estándar EnerPHit (el de rehabilitación) es que puede ser ensayado, comprobado y certificado. La certificación Passivhaus , certifica a las personas y sus conocimientos con los sellos:  tradesperson, designer y Experto. Para la rehabilitación existe un criterio específico de certificación PH llamado Enerphit.

El estandar EnerPHit certifica las construcciones de rehabilitación, y  establece si cumple los valores mínimos para ser apta con el estándar Passivhaus,  con lo que se puede llegar a certificar ese nivel de calidad, consiguiendo por tanto una revalorización importante de la propiedad. Para los arquitectos y técnicos, es una Insignia del mas alto nivel de  calidad.

En este esquema se puede ver la certificación “paso a paso” de EnerPHit con una precertificación, una vez que el proyecto de la reforma es aprobado por el certificador Passivhaus.  

El estándar se sustenta por cinco principios, que deben considerarse siempre en conjunto para que funcionen y la demanda de energía primaria no debe sobrepasar los 120 KWh/m2:

Los cinco principios de EnerPHit / Passivhaus

  1. Hermeticidad de la envolvente: Disponer de un espacio hermético impide las filtraciones de aire descontroladas, ya sea aire caliente, frio y por supuesto sin filtrar. En Aísla y Ahorra contamos con un equipo de ensayo de la hermeticidad BlowerDoor, requisito obligado para certificaciones Passivhaus, y sabemos como localizar y sellar escapes. El sello de Enerphit obliga a conseguir un nivel de hermeticidad de n = 1,0/ renovaciones del aire por hora, que se puede considerar muy elevado.  
  2. Ventilación mecánica con recuperación de calor: Asegura una renovación del aire constante controlada, aportando calidad al ambiente, limitando la concentración de CO2, y la concentración de partículas en suspensión, ya que todo el aire es filtrado. Todo ello con equipos de alta gama, de un consumo anual muy reducido. En Aísla y Ahorra somos pioneros en la instalación de ventiladores descentralizados con recuperación de calor. Los instalamos dentro de las fachadas, evitando así perder espacio en la vivienda. Deben tener una recuperación de calor superior al 75%. Se aconseja poder ventilar 30m3/h y por persona.
  3. Aislamiento térmico: Exige un importante aislamiento térmico, protegiéndonos del frió o calor, y lo más importante, continúo en toda la envolvente. En Aísla y Ahorra, somos pioneros en el aislamiento insuflado, aprovechamos cámaras de aire ocultas en las fachadas, para mejorar el aislamiento. En función del espesor de dichas cámaras puede ser necesario reforzar el edificio con un aislamiento exterior, para conseguir cumplir con los elevados estándares de Passivhaus de U< 0,15 W/mK.
  4. Construcción libre de puentes térmicos: Elimina los puentes térmicos cuando es posible, y cuando no se pueden eliminar, los disminuye,  hasta que su repercusión sea mínima. En Aísla y Ahorra llevamos 10 años eliminando puentes térmicos con soluciones desde el interior y exterior en mas de 1.000 viviendas. El valor de referencia es  < a 0,01 W/mK. 
  5. Ventanas de grandes prestaciones: Las ventanas deben ser herméticas al aire, herméticas al agua, deben soportar esfuerzos mecánicos como el viento, deben minimizar sus propios puentes térmicos. A través de ellas debemos poder permitir la visión, el paso de luz, aprovechar o disminuir el calor solar según convenga. Deben instalarse adecuadamente, e integrarse en la capa de aislamiento y  a la capa hermética. Uv < 1,05 W/m2K y g = 0,5 en nuestra zona climática.

Ejemplos de viviendas EnerPHit en España.  Fuente: Passivhaus Institute

Aunque la idea del estándar de passivhaus nos puede llevar a  relacionarlo con materiales ecológicos o con bioconstrucción, el sistemas Passivhaus no establece la obligación utilizar estos materiales, por lo tanto se pueden usar en la reforma Passivhaus / EnerpHit todo tipo de materiales, como el hormigón, materiales cerámicos, tabiquería ligera, paneles de madera etc…siempre y cuando se utilicen respetando los principios de la física de construcción y procediendo a  uniones estudiadas a adecuadas  para que trabajen en conjunto los 5 principios. Por ello el sistema EnerPHit requiere un grado alto de planificación y coordinación entre todos y cada uno de los gremios y profesionales de la construcción.

Se puede hacer una rehabilitación «paso a paso» de la vivienda siguiendo los criterios Passihaus / EnerPHit, ya que no es necesario realizar la obra de una sola actuación.

Rehabilitación paso a paso: Uno de los planteamientos más interesantes es la “rehabilitación paso a paso” según los criterios EnerPHit, ya que no será necesario realizar la obra en una sola actuación, sino que se puede hacer una planificación a corto, medio o largo plazo, donde se va programando  cada oficio a rehabilitar, pero dejando el realizado ya preparado para su unión con el siguiente. Esto requiere un proyecto específico, ya que en caso contrario, hacer una rehabilitación de forma desordenada podría conllevar no obtener el certificado EnerPHit, e incluso agravar las patologías existentes del edificio,  o  generar otras nuevas.

¿ Puede tener sentido utilizar los principios de Passivhaus, pero sin llegar a certificar la vivienda ?

Le revelamos un secreto: “No todas las viviendas de reforma Enerphit consiguen certificarse”  

En el supuesto que tengamos las circunstancias como las siguientes:

  • Presupuesto insuficiente inicial.
  • Las medidas para eliminar puentes térmicos en fundación del inmueble serían técnicamente viables, pero económicamente desproporcionadas (por ejemplo: faltaría aislar la cimentación por debajo de la cimentación existente).
  • Falta de espacio para ubicar las instalaciones necesarias (por ejemplo: la vivienda es angosta y no permite pasar canalizaciones de ventilación por los pasillos, ni ubicar centrales de ventilación o ACS con sus respectivos depósitos).
  • Existencia de nueva carpintería recién renovada (No cumple con los estándares Passivhaus pero sería una pena tener que tirarla, esta nueva)
  • Retirada  y demolición de revestimientos interiores que se quieren conservar, y que tendrían que sacrificarse para conseguir la estanqueidad necesaria (Por ejemplo: Se detectan importantes fugas en baños y cocinas, que solo se pueden sellar retirando todos los revestimientos, sellando fugas y colocando nueva cerámica).
  • Ubicación del inmueble hacia el norte o aperturas insuficientes para permitir un calentamiento por luz solar en invierno.
  • Tamaño o limitaciones geométricas que impidan aplicar todos los principios de forma rigurosa (Por ejemplo: La actual vivienda no puede aprovechar la luz solar por la orientación de la vivienda, teniendo que abrir nuevos huecos en las fachadas, que serían incompatibles con la distribución actual).
  • Limitaciones técnicas de todo tipo que no permitan alcanzar los elevados estándares exigidos.    

En Aísla y Ahorra,  estimamos que es posible que pueda darse una o varias de las situaciones indicadas en su vivienda. En ese caso, aun sin conseguir la certificación EnerPHit de la vivienda, si nos vemos capacitados para estudiar soluciones que se aproximen al estandar EnerpHit y que funcionen, reduciendo notablemente el gasto energético, aumentando el confort, y mejorando la salubridad del edificio, todo ello dentro de un marco de presupuesto viable y amortizable en pocos años.    

Call Now Button