Tratamos puentes térmicos alrededor de ventanas

Si alrededor de sus ventanas tiene una franja negra húmeda con hongos, es que su carpintería requiere un tratamiento de puentes térmicos que se producen en Alfeizar, Capiteles y  jambas. Mediante aplicación de sistemas de aislamiento reflexivo tratamos los puentes térmicos con total garantía de éxito.  No mas humedades, no mas condensaciones, no mas hongos.

Que es un puente térmico ?

Un puente térmico es una zona puntual o lineal, de la envolvente de un edificio, en la que se transmite más fácilmente el calor que en las zonas aledañas, debido a una variación de la resistencia térmica. Se trata de un lugar en el que se rompe la superficie aislante.

Así pues, un puente térmico aparece debido a

  • un cambio en la geometría de la envolvente,
  • un cambio de materiales o de resistencia térmica.
  • uso de sistemas no adecuados (antiguas carpinterías de aluminio)

Antes de que se generalizase el aislamiento térmico de los edificios, los puentes representaban entre el 10 y el 20% de las pérdidas totales de calor. Más adelante, cuando se cuidó más el aislamiento, el porcentaje de pérdidas por los elementos planos bajó mucho, mientras que el de los puentes aumentó notablemente. Actualmente, las normativas obligan a reducir la demanda y el consumo energético de los edificios, como la directiva europea sobre la eficiencia energética de los edificios1​ que obliga a soluciones constructivas para reducir al mínimo las pérdidas por los puentes térmicos.

Un ejemplo sencillo de un puente térmico puntual podría ser un tornillo que une dos planchas de madera. Como el tornillo conduce mejor el calor que la madera se escapa más calor por el tornillo que por la madera. Por este motivo, evitar, o reducir, los puentes térmicos es fundamental si se desea reducir las pérdidas de calor.

Porque se producen hongos en los puentes térmicos ?

La humedad por condensación aparece cuando la temperatura superficial de una pared es inferior al punto de rocío del ambiente. Este proceso aparece cuando existe una diferencia mayor a 2º C entre la temperatura de rocío y la superficie fría.

Por lo general es un fenómeno que se da en invierno; se ve en cristales y paredes con alto coeficiente de transmisión térmica. Ésto provoca un deterioro en las condiciones de habitabilidad, proliferando las colonias de hongos como el

  • Penicillium
  • Aspergillus
  • Alternaria
  • Cladosporium

que se extienden en las superficies frías. Estas humedades por condensación  se producen en puentes térmicos, en habitaciones poco ventiladas y en zonas donde la humedad relativa del aire es alta (baños, cocinas, piscinas, etc..). Estos hongos son muy peligrosos pudiendo producir rinitis, asma bronquial, asma por alergia, neumonitis de hipersensibilidad y conjuntivitis

El hongo coincide exactamente con el punto mas frío medidos con la cámara termográfica

  •  También incide la ocupación de la vivienda: cuantas mas personas, mayor humedad (50/80 gr. de vapor de agua por h/por persona)
  • También el lavar y secar ropa en el interior de la vivienda y la escasa ventilación en locales.
  •  Las estufas de butano aportan una cantidad de agua al ambiente del orden de 400/700 gr./kg. de combustible consumido.

Mediante análisis termográfico que realizamos, la termografía nos revela la posición exacta de la temperatura en toda el área, viendo

que zonas están afectadas por puentes térmicos. A su vez Ud. podrá comprobar personalmente que coincide exactamente con la posición en la que se encuentran los hongos.

Como tratamos y eliminamos los puentes térmicos ? 

Los tratamientos térmicos reflexivos son la mejor solución para realizar el aislamiento de edificios o cualquier otra superficie. Resuelven todos los problemas que puedan surgir de una manera eficaz debido a su gran resistencia térmica:

  • Actúan principalmente por reflexión, evitando la transmisión de calor del exterior al interior del edificio y viceversa. Por ello su espesor no es relevante.
  • Rompen con los puentes térmicos existentes, reduciendo el consumo energético y por lo tanto el gasto.
  • No necesitan mantenimiento (evitan condensaciones y derivados de la humedad, hongos, etc.), y son muy duraderos.
  • Dada su forma, composición y espesor mínimo (no reducen la superficie habitable), son muy fáciles de instalar.
  • Son materiales no inflamables.
  • Gran durabilidad, no se deterioran con el paso del tiempo y no necesitan mantenimiento.

 

Aisla y Ahorra, S.L c/ Colmenas 14, 28280 Colmenarejo (Madrid)

Horarios de atención al público
Lunes a Viernes
9.00 h - 13.30 h 16.30 h - 20.00 h
Sábados 9.00 h - 13.30 h

© 2021 Aisla y Ahorra, S. L. Diseñado por Docecatorce

Call Now Button
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir Chat
Presupuesto Gratuito
Hola, 👋 qué tal, ¿Qué tipo de aislamiento tienes pensado?